jueves, 5 de marzo de 2015

El fin de la magia.

Antiguamente, el mundo conocía un tipo de magia que nunca más existió. El tipo de magia que te hace creer en seres fantásticos, de formas inimaginables, con increíbles dones y poderes.
Estos seres vivían en paz con las personas que carecían de magia. Los respetaban aunque algunos ambicionaban sus poderes.
Llegó el día en que un humano, aprovechándose del amor de la bella princesa mágica por su hijo, robó su orbe ancestral y esclavizó a los seres mágicos convirtiéndose así en su emperador. Lo que no sabía es que había dos formas de obtener magia, dominándola o siendo otorgada.
Los amigos de la princesa cedieron su magia al joven enamorado para otorgarle el poder para defenderse de su padre. El unicornio otorgó su cuerno como arma, las hadas sus alas, los gnomos su resistente piel como armadura y los duendes toda la suerte que poseían.
El joven derrotó a su padre y destruyó el orbe. Destruyendo así la magia y a todos los seres mágicos, incluidos él y su amada princesa, pero antes pidió un deseo al orbe.
—Que la magia vuelva cuando la humanidad la merezca.

Y la magia desapareció para siempre. O tal vez no.


22 comentarios:

  1. ¡Que gran historia! Y el final es simplemente inmejorable.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. que vuelva pronto, por favor! Me ha gustado. Suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paola!! Me alegra que te gustara!!:)
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Qué bonito Agustín, haces desear que de verdad la magia vuelva, pero ¿volverá?...
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá volviese esa magia!!Aunque siempre he pensado que a veces ocurren pequeñas cosas en nuestras vidas que solo pueden explicarse como mágicas y si ocurren es porque las merecemos. ;)
      Muchas gracias Sonia!! Un saludo.

      Eliminar
  4. Bonita forma de decir merecedores a los que viven la magia en los sueños, en el arte, en la vida,....muy bueno Agustín :) Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que hay algo de magia, aunque muy pequeña, en lo que mencionas y si la hay es porque la merecen.
      Muchas gracias por tu comentario Ana!!:)

      Eliminar
  5. Me ha gustado mucho, una luz de esperanza. Aunque yo creo que la magia ya ha vuelto... Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguramente María, me alegra que te gustara. :)
      Muchas gracias por comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Muy bueno,y ese..."o tal vez no", como una puerta abierta a la ensoñación
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leerlo María. Esa era la intención, esa puerta abierta. :)
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Qué bonito cuento!! Ojalá que pronto la humanidad sea de nuevo merecedora de toda esa maravillosa magia :) Muy bueno, me encantó tu historia.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Julia!! Me alegra mucho que te encantara.
      Un saludo y que vuelva la magia. ;)

      Eliminar
  8. Muy lindo final. Deja la posibilidad de seguir soñando con un mundo de fantasía, o tal vez ya vivamos en él :)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Federico. Exactamente una magia que va a volver o que, quizás, ya este entre nosotros. :)
      Un abrazo!!

      Eliminar
  9. Si todos colaboráramos, como las criaturas mágicas, para vencer los males que aniegan a este mundo, conseguiríamos una paz verdadera. Pero esa Magia que tanto anhelamos es el "trabajar en equipo" para lograrlo. Muy bueno, ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Víctor!! Me alegra que lo hayas leído.
      Un saludo ;)

      Eliminar
  10. Lo he notado, sabía que había ocurrido algo. Mi magia me había abandonado, no sabía el por qué hasta que leí tu relato.
    Me ha gustado mucho y espero que pueda volver la magia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mercedes!! Algún día quizás vuelva. ;)
      Un saludo.

      Eliminar
  11. Saludos, qué buena tu historia, llena de magia, que da cuentas de que ésta no se acabó.-). Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar